– Le mataron a un compañero en tortura.

Hoy hace exactamente 40 años, Martín Rolón Centurión, dirigente de la OPM, me hizo ese comentario. Hacía referencia a Joelito Filártiga, militante de la OPM, asesinado en dependencias policiales.

Era difícil imaginar, en aquel momento, de brutal violencia de la dictadura, que el caso Joelito Filártiga habría de vencer todos los obstáculos, y crear una verdadera revolución en el ámbito jurídico internacional.

filartiga_hopkins

Información sobre el caso Joelito Filártiga. puede ser encontrado hoy en Wikipedia o en la Enciclopedia Británica. En Google Académico se encuentran 3.500 obras que han estudiado el juicio promovido por Joel Holden Filartiga Ferreira y su hija Dolly Filartiga Speratti en tribunales de Estados Unidos contra Américo Peña Irala, Inspector general de la Policía de la dictadura stronista, condenado por el secuestro, tortura y asesinato de Joelito Filártiga.

¿Puede un gobierno ocuparse de violaciones de los derechos humanos ocurridas fuera de sus fronteras? ¿Puede un estado tratar de manera discrecional a sus ciudadanos sin que nadie pueda cuestionarle?

El caso de Joelito Filártiga, revolucionó la doctrina jurídica en este ámbito. La soberanía del estado es secundaria y derivada de la soberanía de los individuos. Si el estado viola los derechos de los ciudadanos, pierde la inviolabilidad de su soberanía como estado, ya que su soberanía proviene de la soberanía de los individuos, y solo puede mantenerla mientras respete sus derechos.

Comenzando a inicios del siglo pasado, y cobrando impulso con los juicios de Nuremberg ha habido una lenta evolución por la cual la soberanía de los estados, fue dejando de ser un principio absoluto, para ser un principio condicionado al respeto de un estado a los derechos de sus ciudadanos. El caso Filártiga. se constituyó en un hito para fortalecer esta tendencia.

LA DECISIÓN JUDICIAL
En la instancia de apelación, el tribunal revirtió la decisión de primera instancia, y condenó al acusado, en una histórica sentencia que estableció que el derecho internacional protege a los individuos, de las violaciones cometidas por sus gobiernos, más allá de sus fronteras.

El tribunal reconoció que los extranjeros que son víctimas de violaciones de derechos humanos pueden demandar a sus victimarios en tribunales de los Estados Unidos para la reparación civil, incluso por actos realizados en el extranjero.

La decisión judicial se constituyó en un precedente que fortaleció un número cada vez mayor de derechos reconocidos internacionalmente, incluyendo la protección contra la tortura, la esclavitud, el genocidio, y el trato cruel e inhumano. La decisión fue celebrada por los expertos internacionales de derechos humanos en todo el mundo

TENDENCIA
En el 2001, tuvo su primera formulación en el ámbito de las Naciones Unidas, la doctrina denominada Responsabilidad de Proteger, la que sostiene que el estado tiene la responsabilidad de proteger los derechos de los ciudadanos, y cuando esos derechos están siendo vulnerados o corren el peligro inminente de ser vulnerados por el mismo estado a través del genocidio, la limpieza étnica y otras atrocidades, la comunidad internacional tiene la obligación de intervenir en defensa de la soberanía de los individuos, pasando por encima de un estado que ha perdido la inviolabilidad de su soberanía.

La lucha titánica del Dr. Joel Filártiga y su hija Dolly Filártiga., y de la solidaridad internacional, ha permitido que la vida de Joelito Filártiga, cegada tan temprana y brutalmente, dejará un legado invalorable para la humanidad.

FOTO 1 Joelito y Dolly Filártiga
FOTO 2 Joel Filártiga y Anthony Hopkins, durante la filmación de la película “Un hombre en guerra”, basada en el asesinato de Joelito Filártiga.

Anuncios