Image

El Estado paraguayo no aceptó ni rechazó el ingreso de Venezuela al Mercosur durante seis años. Un tratado tiene dos momentos: primeramente es firmado por el Estado y posteriormente es ratificado. Pero en el período entre la firma y la ratificación el Estado debe abstenerse de acciones que vayan en detrimento de ese tratado. Esta obligación lo establece la Convención de Viena del cual son firmantes todos los países del Mercosur, incluido Paraguay.

El gobierno paraguayo había firmado en julio de 2006 en Caracas el Protocolo de Adhesión de Venezuela al MERCOSUR. Sin embargo, el hecho de que durante más de 6 años el Estado paraguayo no ratificó ni rechazó el ingreso de Venezuela, puede ser considerada una acción dilatoria obstructiva que viola la obligación de “abstenerse de actos en virtud de los cuales se frustren el objeto y el fin de un tratado”, como establece la Convención de Viena.

El jurista Santiago Deluca señala que “mantener la situación de prolongación en el tiempo del trámite parlamentario requerido para ratificar el Protocolo de Adhesión podría cuestionarse jurídicamente bajo los términos de la mencionada Convención de Viena.”

El senador colorado Hugo Estigarribia reiteradamente exigió que se complete el tratamiento del Protocolo de Adhesión de Venezuela con la decisión parlamentaria. Sostuvo que el hecho de que Venezuela ingresó al Mercosur, antes de que Paraguay adoptase una determinación al respecto, perjudicó la posición paraguaya. “El panorama hubiera sido muy diferente para Brasil, Argentina y Uruguay, si Paraguay hubiera oficializado el rechazo a la adhesión venezolana a través de la votación parlamentaria respectiva y la remisión del documento al Consejo Mercado Común”. El legislador expresó que el Paraguay debe, en primer lugar, cumplir con los “deberes internos”. La decisión del Senado, sin embargo, fue adoptada después de seis años, después de que Paraguay este suspendido, y después de que Venezuela ingreso oficialmente al bloque.

La pretensión de las autoridades paraguayas de desconocer el ingreso de Venezuela estaría comprometida por la prolongada falta de definición del Estado paraguayo respecto al tema.

Anuncios